Actualidad HM
día mundial cáncer de pulmón

Día Mundial del Cáncer de Pulmón

17/11/2017 1:00

“La radioterapia ablativa de alta precisión (SBRT) ofrece una opción de tratamiento a los pacientes con cáncer de pulmón que no son candidatos a cirugía - debido al tamaño del tumor o ubicación, enfisema o enfermedad cardíaca - o que rechazan la misma”.

El cáncer de pulmón es el tercero en incidencia en España, con más de 28.000 casos nuevos cada año, sólo superado por el cáncer colo-rectal y el cáncer de próstata. Su incidencia, lejos de disminuir, aumenta cada año, estimándose que para 2025 se diagnosticarán en nuestro país 34.311 nuevos casos observando además un aumento de nuevos casos en mujeres. El cáncer de pulmón es el principal responsable de la mortalidad por cáncer en España, siendo la primera causa de muerte por cáncer hombres y la tercera en mujeres (tras el cáncer de mama y colo-rectal).

"Disminuir su incidencia, reduciendo el consumos de tabaco, aumentar el diagnóstico temprano y desarrollar nuevas modalidades de tratamiento" son, en palabras del Dr. Emilio Sánchez Saugar, oncólogo radioterápico especializado en cáncer de pulmón del grupo HM Hospitales, "los objetivos para lograr que las tasas de supervivencia a los 5 años aumenten más allá del 16% en mujeres y 12% en hombres en la Unión Europea. Los avances en el diagnóstico cada vez más preciso y acertado, con la incorporación rutinaria de técnicas de imagen basadas en el uso de la  PET-TC y PET-RM, que permiten detectar de manera precoz el cáncer de pulmón en sus etapas más iniciales, así como la mejora en las técnicas quirúrgicas y la disponibilidad de nuevos tratamientos sistémicos, incluyendo los avances en inmunoterapia frente al cáncer de pulmón, están contribuyendo a mejorar el pronóstico en muchos casos".

El Dr. Sánchez Saugar mantiene que "la radioterapia es una pieza clave para el tratamiento del cáncer de pulmón. La radioterapia actual busca conseguir  el máximo control local del tumor con los mínimos efectos secundarios aumentando así el porcentaje de curaciones y supervivencia y mejorando la calidad de vida de los pacientes". La radioterapia en el cáncer de pulmón se emplea como tratamiento principal (algunas veces junto con quimioterapia) cuando el tumor, debido a su tamaño o localización, cuando las condiciones del paciente o su decisión no hagan posible un abordaje quirúrgico.  Del mismo modo, también está indicada la radioterapia en algunos casos después de la cirugía (bien de manera exclusiva o combinada con quimioterapia) para tratar de destruir cualquier vestigio residual del cáncer. Ocasionalmente, se emplea la radioterapia antes de la cirugía para tratar de reducir el tamaño del tumor del pulmón y facilitar la operación. Finalmente, el papel de la radioterapia es fundamental cuando el tumor se ha extendido a otros órganos con el fin de controlar síntomas tales como el dolor, el sangrado, la tos o la dificultad para tragar.


Pero si hay un ámbito donde el papel de la radioterapia ha experimentado un enorme realce y crecimiento es en el tratamiento de los cánceres de pulmón diagnosticados en sus etapas más iniciales. Aproximadamente un 15-20% de los pacientes son diagnosticados en estadios precoces, porcentaje que puede aumentar en los próximos años con la generalización en el empleo de tomografía computarizada de baja dosis en los programas de detección precoz. "El tratamiento del cáncer de pulmón en su etapa más inicial era un campo antes casi reservado en exclusiva a la cirugía pero en el que las nuevas técnicas de radioterapia, más precisas y eficaces, permiten obtener resultados tan satisfactorios como los logrados con  cirugía", sostiene el oncólogo especialista. De acuerdo a la amplia experiencia del Dr. Sánchez Saugar en el empleo de este tipo de tratamientos, "las técnicas de SBRT o radioterapia estereotáxica extracraneal, también llamadas radioterapia ablativa estereotáxica (SABR) o radiocirugía, no implican, a pesar del uso de la palabra "cirugía" en su nombre, la extirpación física del tumor, ni anestesia ni hospitalización. 

La SBRT emplea rayos X con extraordinaria precisión con el objetivo de administrar dosis muy altas en muy pocas fracciones, generalmente, entre 1 a 5 fracciones, que permiten obtener excelentes resultados sobre el cáncer a la vez que minimizan al máximo la dosis que podría alcanzar a los órganos que rodean al tumor. Además, la SBRT utiliza también técnicas irradiación con control del movimiento respiratorio ("gating") que permiten ajustar aún más la precisión en el tratamiento reduciendo el movimiento del tumor pulmonar durante la respiración. Las tasas de control local y supervivencia obtenidas con SBRT a los 3 años del tratamiento alcanzan el 85-90% y 50-60%, respectivamente, y hacen que la SBRT pueda considerarse una alternativa aceptable a la cirugía en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico en un estadio inicial".

El grupo Hospitales HM es pionero en la implantación y desarrollo de técnicas de radioterapia de alta precisión, como la SBRT para el tratamiento del cáncer de pulmón con intención curativa en sus etapas iniciales, así como en su utilización en el tratamiento de otros tumores localizados o en el de metástasis pulmonares, hepáticas u óseas con intención ablativa. El empleo de las más avanzadas técnicas de diagnóstico y un enfoque multidisciplinar en el seno de Comités específicos de Tumores son señas de identidad de Hospitales HM, a la par que ofrecen la posibilidad de utilizar un amplio abanico de técnicas de irradiación que permiten ofrecer a cada paciente el tratamiento más adecuado de su enfermedad conforme a sus particulares características.

 




To Top