Diagnosticar correctamente una alergia y aplicar el tratamiento más adecuado es crucial para mejorar la vida del paciente

Santiago de Compostela, 13 de junio de 2017.- Uno de cada cuatro españoles padece algún tipo de alergia, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Y la cifra va en aumento hasta tal punto que los expertos prevén que en 2050 la mitad de la población podría estar afectada por alguna enfermedad de este tipo. Por ello, las unidades de alergología tienen cada vez más peso en los centros sanitarios. Para reforzar este servicio asistencial, HM Hospitales en Galicia ha incorporado al Dr. Julio Canabal Sanmartín, que, tras varios años formándose en Madrid, dirige la nueva Consulta de Alergología del Hospital HM La Esperanza de Santiago de Compostela.

El Dr. Canabal confirma que se ha producido un aumento en la cantidad de alergias que padece la población, pero la razón de este incremento podría tener que ver "con factores alimentarios, higiénicos y ambientales, además de existir una predisposición genética. El hecho de que potencialmente podamos desarrollar una alergia a cualquier proteína hace que el diagnóstico sea una labor detectivesca en muchos casos. Muchas veces, al paciente se le etiqueta con una alergia sin haber sido estudiado por un especialista en Alergología".

El especialista alerta de que, en ocasiones, este tipo de reacción puede ser confundida con una intolerancia, especialmente en las incidencias de tipo alimentario. "Para que haya alergia, tiene que haber una implicación, o respuesta anómala a través de un mecanismo TH2, del sistema inmunológico; nuestro sistema reconoce en la mayor parte de los casos la proteína como extraña y reacciona contra ella", explica el doctor. Ese rechazo puede manifestarse con rinoconjuntivitis, pero también puede hacerlo a través de una anafilaxia, es decir, "lo que conocemos como shock anafiláctico, que es la forma más grave en la que puede manifestarse una reacción alérgica, ya que pone en peligro la vida del paciente. De ahí la importancia de tener un correcto diagnóstico", según explica el Dr. Canabal.

 

Múltiples tratamientos

La investigación en el campo de la Alergología ha avanzado mucho en los últimos años. En el caso de rinoconjuntivitis o asma causados por pólenes, ácaros, epitelios y hongos, o en las provocadas por el veneno de himenópteros (abejas, avispas...), existen ya vacunas específicas "que han demostrado su eficacia en más del 80% de los casos", afirma el especialista de HM La Esperanza. También hay "importantes avances en inmunoterapia y en las técnicas de desensibilización", indica. Además, para la gran mayoría de los episodios también existen tratamientos sintomáticos que, bajo supervisión médica, permiten que el paciente pueda hacer vida normal.

La población pediátrica está registrando también un incremento en las alergias, aunque, al igual que ocurre con los adultos, también se utiliza este término para "englobar cuadros sintomáticos que no lo son", según manifiesta el Dr. Canabal. Y por eso, ante la duda, los alergólogos insisten en la necesidad de consultar con el especialista, que es quien puede realizar un diagnóstico y, si fuese necesario, proporcionar el tratamiento más adecuado.

 

Betalactámicos

"Cada día nos encontramos en la consulta a muchos pacientes que dicen ser alérgicos a las penicilinas porque de pequeños les causaron alguna reacción inespecífica y se quedaron con esa idea. Y realmente no lo son", explica el Dr. Canabal. El especialista alerta del grave problema que esto puede suponer para la persona, puesto que los betalactámicos "son fármacos de uso general hospitalario para una gran cantidad de patologías, en muchos casos graves, y, si decimos que somos alérgicos, no los usarán". Además, aun siendo alérgicos a un medicamento, existen terapias de desensibilización que en ocasiones permiten llegar a utilizar el fármaco. De ahí la insistencia en que se acuda siempre al especialista, que será quien haga un correcto diagnóstico y, en caso de detectar una alergia, explique las posibles alternativas para su tratamiento.

En Galicia son muy frecuentes las alergias a los ácaros, porque el clima húmedo y templado de esta zona favorece mucho su crecimiento. Tanto es así que la provincia de A Coruña, por sus condiciones climáticas, es una de las que presenta mayor incidencia de asma infantil, con un 15% de niños afectados. En este caso, la enfermedad se puede controlar con el tiempo, pero para ello es preciso tratarla cuanto antes y evitar que el aparato respiratorio se deteriore con las crisis.

 

Alergias al pescado y marisco

También son frecuentes las alergias a pescados y mariscos, "porque en Galicia se consumen más que en otras zonas", explica el Dr. Canabal, al tiempo que llama la atención sobre la relación con cuadros de alergias por anisakis debido a la ingestión de pescado marino contaminado por larvas de este parásito. En este caso, también hay que distinguir los problemas gástricos que produce al llegar a la mucosa intestinal de la alergia, "que puede llevar a un cuadro de anafilaxia, incluso sin llegar a haber parasitación", indica el alergólogo.

Algunos estudios estiman que el 40% de algunas especies de pescado que están en el mercado en nuestro país están contaminadas por anisakis y, al crecer en los últimos años la ingesta de este tipo de alimento crudo o poco cocinado, se ha incrementado el riesgo. "Estamos aún lejos de países en los que el consumo de pescado crudo es muy habitual, pero es un tipo de alergia en aumento y hay que tenerla muy presente por las graves consecuencias que puede conllevar", concluye el especialista.


NP DIAGNOSTICAR CORRECTAMENTE ALERGIA Y APLICAR TRATAMIENTO ADECUADO CRUCIAL PARA EL PACIENTE.doc

To Top