Cáncer de Mama. La importancia de prevenir a tiempo

Cerca del 100% de los casos de cáncer de mama detectados en etapas iniciales se supera.

Una cifra que arroja esperanza a todas las mujeres que sufren esta enferemedad que en España afecta cerca de 26.000 mujeres al año.

cáncer de mama

Detección de Cáncer de Pecho

Más allá de las revisiones periódicas, la mujer debe acudir a su médico o ginecólogo ante la aparición de determinados síntomas. Estos son, principalmente: 

- Asimetría de una mama respecto a la otra.
- Aparición de lesiones cutáneas en el pecho tales como enrojecimiento o retracción de la piel que no ceden en unos días o tras el empleo de antibióticos o antiinflamatorios.
- Palpación de durezas o nódulos en los senos -en mujeres premenopaúsicas, sobre todo, los días posteriores a la menstruación-.
- Secreción por el pezón o inversión del mismo.
- Nódulos en la axila… y, en resumen, cualquier cambio en la mama de nueva aparición.


Prevención Precoz del Cáncer de Mama

Gracias a las campañas de prevención precoz llevadas a cabo en los últimos años la mortalidad provocada por este tipo de cáncer se ha reducido a la mitad.

Sin embargo, y pese al éxito de la detección precoz, cerca de un tercio de las mujeres tardan hasta 3 meses desde que se palpan un bulto hasta que deciden acudir a su médico. La diferencia puede estar en tratar un tumor de 0.5 cm a uno de 3cm y un pronóstico mucho peor.

El cáncer de pecho se cura en un porcentaje altísimo.

Si notas cualquier bulto acude de inmediato a tu ginecólogo para que pueda realizarte las pruebas necesarias y si ya has entrado en la edad de riesgo, más de 50 años, no descuides nunca las revisiones de detección precoz, pueden salvarte la vida.

En los últimos años, la supervivencia en cáncer de mama ha ido incrementándose y en el momento actual ésta ronda el 90% a 5 años, llegando casi al 100% cuando este se diagnostica en estadios precoces y descendiendo hasta un 25% si hablamos de un estadio IV. De ahí que llegar a tiempo se convierta en una prioridad y es en este punto donde las revisiones periódicas de la mujer a lo largo de su vida son fundamentales, adquiriendo una especial relevancia la realización de mamografías a esas edades en las que se ha visto que hay un mayor riesgo.


Edad y Cáncer de Pecho

Si bien el mayor número de casos se detecta entre los 50 y los 65 años, cada vez más, se diagnostican tumores de este tipo antes y después de esos años. La edad es precisamente uno de los factores que influyen en el pronóstico de la enfermedad e incluso en la elección del tratamiento.

De los 25.000 nuevos casos de cáncer de mama que cada año se diagnostican en España, la mitad se detectan entre los 50 y los 65 años y la otra mitad antes o después de esta etapa. De hecho, el número de diagnósticos que escapa a la mediana edad es creciente. El motivo podría residir en diagnósticos cada vez más tempranos, con lo que ello representa en cuanto al pronóstico: mejor cuanto antes se llegue.

Si bien no es determinante, la edad es un parámetro que también se tiene en cuenta en el manejo de estas pacientes. En general, el tratamiento se adapta al fenotipo y a la extensión inicial del tumor, aunque la edad y comorbilidades del paciente deben tenerse en cuenta. En mujeres jóvenes se apuesta por los regímenes en ocasiones más tóxicos, pero a su vez más activos en términos de reducción del riesgo de recaída.


Consulte con nuestros Especialistas en Oncología de HM Hospitales.


To Top