Vacuna contra el Papiloma Humano para mujeres de 9 a 45 años

¿Son eficaces las vacunas contra el hpv o vph en mujeres que han comenzado a tener relaciones sexuales o que tienen una infección en curso?

​¿Cómo se contagia el papiloma humano?

Esta infección se transmite por un simple contacto piel con piel y, entre otras cosas, el vehículo más común para hacerlo llegar al tracto genital femenino es a través de una penetración. La historia natural del virus nos indica que el 90% de las mujeres que contraen la infección logran aclararla a lo largo de dos años gracias a la acción de nuestro sistema inmunitario, única terapia existente contra el HPV.  


Existe un 10% de mujeres que generan una infección persistente más allá de los 2 años y las cuales estarían más en riesgo de generar alteraciones celulares con la consiguiente aparición de las lesiones premalignas o malignas del tracto genital inferior (cérvix, vagina y vulva).​​​​ El 90% de las mujeres tendrá contacto con este virus a lo largo de su vida, siendo las edades entre los 15 y 30 años el período de mayor contacto con el virus del HPV.


Por ende, la gran mayoría de las mujeres se preguntará si la vacunación papiloma humano es eficaz​ en aquellas que han comenzado con las relaciones sexuales, que tienen una infección en curso, o que han sido tratadas por una lesión premaligna o un cáncer incipiente.  De ahí es que derivan las dudas si vacunar o no vacunar a las mujeres.


¿Cuántas mujeres son positivas a los 4 subtipos virales contenidos en la vacuna (HPV6, 11, 16,18)?

Los estudios realizados hasta el momento muestran que menos del 0.2% de las mujeres europeas son positivas a los 4 tipos de virus y que, por tanto, encontrarían un beneficio menor y más limitado por la vacunación.  Es por eso que se decide vacunar sin preseleccionar a la población general.


Si una mujer está infectada por el HPV18, ¿la vacuna la protegerá contra el HPV16?

Todos los datos obtenidos hasta el momento muestran que la paciente obtendrá protección contra el subtipo viral restante contenida en la vacuna.  La vacuna no es terapéutica, sino preventiva. Así, la infección en curso deberá aclararse sola.


Si una mujer tuvo una infección por HPV16 en el pasado, ¿la vacuna la protegerá contra una nueva infección por el mismo virus?

Los datos obtenidos de los estudios sobre las vacunas muestran claramente que las mujeres que han tenido infecciones por HPV16 o 18 en el pasado tienen un claro beneficio con la vacuna de prevenir reinfecciones o reactivaciones provocadas por esos mismos virus.


Si una mujer fue tratada por una lesión premaligna o condilomas, ¿la vacuna la protegerá igualmente?

Se ha mostrado en un estudio reciente que las mujeres que fueron tratadas por dichas lesiones y que son vacunadas tienen hasta un 50% menos de posibilidades de tener una recurrencia de dicha lesión.

​​Por consiguiente, viendo los resultados arrojados por dichos estudios aún las mujeres sexualmente activas que hayan o no tenido alteraciones relacionadas con el HPV pueden optar por la vacunación, con buenos resultados y gran beneficios.


Cáncer del Cuello Uterino y Virus del Papiloma Humano HPV

El cáncer de cuello uterino es el segundo en incidencia en la mujer después del cáncer de mama. Su existencia siempre está asociada a la presencia del virus del papiloma humano HPV. El 75% de los cánceres de cuello los producen las cepas de HPV, 16 y 18.

Tanto el hombre como la mujer somos portadores y transmisores del virus, ya que desde nuestra primera relación sexual estamos expuestos a él, pues el uso del preservativo no aisla del contagio

El contagio del Papiloma Humano es piel genital con piel genital; por eso el HPV puede ocasionar lesiones externas verrugas genitales o condilomas y lesiones internas pre cancerosas en cuello uterino.

Actualmente tenemos técnicas de diagnóstico del cáncer de cuello dirigidas al tratamiento precoz de la enfermedad, así como medidas para mejorar nuestras defensas contra el virus.

Cualquier mujer desde los 9 años hasta los 45 puede vacunarse para mejorar la tasa de anticuerpos, defensas, contra el virus HPV. Ya existe en Europa y USA la indicación de vacunación para chicos hasta 25 años y dentro de poco estará la indicación en España.

Desde hace años estamos haciendo la citología como primer escalón para detectar lesiones de cuello, siempre en mujeres que hayan tenido relaciones sexuales. Como segundo escalón, a día de hoy, tenemos el test de HPV, que nos permite detectar a las portadoras de alguna cepa de HPV y poder hacer un mejor seguimiento de la paciente portadora de cara a diagnosticar cuanto antes una lesión de cuello precancerosa.

 

Dra. Pilar Monteliú

Ginecología HM Hospitales

To Top