Lactancia Materna ¿Cómo amamantar a nuestro bebé?

El bebé desarrolla durante el embarazo comportamientos reflejos para alimentarse al pecho de la madre. El agarre espontáneo es fundamental para la lactancia.

lactancia bebé

​​​​​El bebé desarrolla durante el embarazo comportamientos reflejos para alimentarse al pecho de la madre. Tras el nacimiento estos reflejos se activan con el contacto materno. Es en este primer contacto que el bebé conoce a su madre y realiza su primer agarre espontaneo al pecho. Además percibirá el olor, calor y tacto de su madre. 

HM Hospitales promueve la lactancia materna desde el nacimiento del bebé.​​

Colocado sobre el torso de la madre, el bebé buscará y se orientará olfateando y palpando el pecho y, a pesar de su escasa visión, dirigirá a su boca el pezón mediante unos movimientos de cabeceo que le informarán de su posición. Cuando esté bien situado y la boca colocada, morderá suavemente la areola del pecho realizando su primera mamada. Es en estos instantes iniciales cuando se establece la primera relación entre madre e hijo, por ello es un momento íntimo y especial que se debe cuidar y proporcionar. 


El agarre espontáneo es fundamental para la lactancia, el bebé demuestra a su madre que sabe hacerlo solo y  en la madre genera  confianza sobre su capacidad para poder amamantar a su hijo.

dudas sobre la lactancia

Cuando nazca tu bebé, será colocado sobre tu torso y comprobarás como él solo se dirige y coge a tu pecho​, ¡este es el secreto de la lactancia!, es el bebé el que realmente realiza todo el trabajo y la madre solo le proporciona el acceso al pecho y la seguridad de los brazos. Tus brazos son las guías que indican al bebé donde está el pecho, son como el bastón que guía al ciego, ya que tu bebé aún no ve bien. Al notar tus brazos alrededor de su cuerpo percibirá su posición y le ayudará a orientar y situar su cabeza, dirigiendo su boca al pecho.


Si tienes alguna duda, HM Hospitales ofrece talleres de lactancia.



Verás que nada más nacer su reflejo de búsqueda está muy activo, indicándote que lo coloques constantemente al pecho. El bebé moverá su cabeza con la boca abierta y se llevará sus manitas a la cara o boca. Este gesto lo repetirá constantemente para indicarte su necesidad de permanecer junto a ti, no lo ignores, colócalo sobre tu torso, así, cuando quiera mamar estará cerca tu pecho y solo tendrá que cogerlo.

 

Servicio de Pediatría HM Hospitales

To Top