Sangrado en el Embarazo

Las hemorragias durante el embarazo suelen ser frecuentes, alarman, pero la mayoría de las veces no tienen consecuencias. Depende del trimestre en el que se produzcan.

Sangrado en el Primer Trimestre del Embarazo

En el primer trimestre (hasta la 12ª semana) es cuando resulta más frecuente el sangrado en el embarazo. Por definición, todo sangrado en el primer trimestre de embarazo se cataloga como una amenaza de aborto. En el inicio del episodio es importante la valoración por parte del ginecólogo que tras una exploración, habitualmente una ecografía transvaginal y, en algunas ocasiones, la realización de pruebas analíticas, determinará la gravedad de la situación.

En la exploración se valora la intensidad del sangrado, el tamaño uterino, las características del cérvix y la presencia de masas anómalas.
Con la ecografía transvaginal se suele poder pronosticar la viabilidad embrionaria aunque, si se realiza de manera demasiado precoz, puede generar dudas diagnósticas sobre la situación de la gestación (intrautero o ectópica )o sobre su estado al no ser todavía visible el embrión o el latido cardiaco.

Ello puede conllevar la necesidad de realizar determinaciones analíticas (BHCG en sangre) e incluso repetir la exploración y/o pruebas complementarias en un plazo que oscila entre 48h y 1 semana.

Una vez que ya se ha evaluado el episodio en su inicio, lo que tiene que generar alarma y llevar a acudir de nuevo a su ginecólogo o a la urgencia, son los cambios respecto a la situación previa ( aumento del sangrado, aparición o aumento del dolor…). Si no, merece la pena esperar al siguiente control estipulado, y no convertir la vida en un ir y venir de la urgencia.

sangrado embarazo


Hemorragias en el Segundo Trimestre del Embarazo

En el segundo trimestre la metrorragia puede ser un signo de alarma importante que suele estar asociado a amenazas de parto prematuro o a patología por la posición de la placenta (placentas previas o marginales). Debe de hacer acudir de inmediato a la urgencia para ser valorado por el ginecólogo.


Metrorragia en el Tercer Trimestre de la Gestación

​En el tercer trimestre, además de a la amenaza de parto prematuro o a la de malposiciones placentarias, se añade el riesgo más importante que es el abruptio. Consiste en el desprendimiento prematuro de la placenta y es una situación de enorme riesgo tanto para el niño como también para la madre. También hay sangrados que no tienen importancia ni trascendencia pero es importante acudir a la urgencia para que sea el ginecólogo el que así lo precise.
 
Dra. Pilar Monteliú​
Ginecología ​HM Hospitales

To Top