Adicción a las redes sociales en los adolescentes

La llegada de internet hace ya años generó un antes y un después en nuestra vida y en nuestra forma de comunicarnos, multiplicándose este con la aparición de las redes sociales y las diferentes App de mensajería instantánea. Pero este nuevo y exponencial avance, aunque maravilloso, también tiene aspectos negativos, entre los que cabe destacar los problemas de dependencia y adicción a las redes sociales.

¿Las redes sociales pueden generar adicción? La respuesta está clara, SÍ.

Para esta afirmación nos hemos basado en diferentes estudios que señalan que las redes sociales tienen una gran capacidad de adicción, ya que su uso es sencillo, gratuito y esta muy extendido en la sociedad.

Además, el número de usuarios es tremendamente alto, ya que las últimas cifran señalan que en el mundo hay más de 3.000 millones de usuarios activos, aunque es cierto que solo un pequeño porcentaje muestra dependencia a estas redes sociales.


¿Por qué los adolescentes son más propensos o tienen más riesgo de caer en esta adicción? Para contestar a esta pregunta, tenemos que saber que la adolescencia puede ser una etapa compleja y de muchos cambios. Por un lado, aparece una mayor deseabilidad social, la presión por amoldarse al grupo de iguales, existe un deseo de mayor autonomía y de una diferenciación de las figuras de autoridad. Al mismo tiempo suele ser el momento en que empiezan las primeras relaciones de pareja y la identidad sexuales. Todos estos, son factores que hacen que esta etapa de la vida pueda ser más propensa a generar problemas psicológicos. Y si además le añadimos el uso de las nuevas tecnologías y redes sociales, la incidencia se dispara.


¿Y por qué generan adicción las Redes Sociales? Aunque actualmente todas, o casi todas las personas hacemos uso de ellas, solo un número reducido de personas muestran problemas de adicción.

Y esto es porque, las redes sociales tienen un acceso fácil, rápido e inmediato, además de un funcionamiento por un tiempo ilimitado, y la posibilidad para acceder a todo tipo de contenido. Así mismo, genera una amplia red social, la pertenencia a un grupo, la recompensa en el corto plazo y la sensación de control.


¿Qué problemas psicológicos pueden generar? Las redes sociales pueden generar problemas de acoso escolar, ansiedad, depresión, problemas de conducta alimentaria, el desarrollo de rasgos de personalidad narcisista o histriónica y una elevada inseguridad y baja autoestima.


¿Qué signos de alarma podemos observar para determinar una dependencia o adicción a las redes sociales? En muchos casos el límite es complejo y difuso, pero hay algunos signos claves:

- Las redes sociales se convierten en el centro de la actividad vital de forma que el joven se distancia de forma progresiva de las relaciones familiares y sociales, lo que conduce a un aislamiento progresivo de su entorno.

- La pérdida del control sobre el tiempo de uso es excesiva y acaba generando problemas laborales o académicos.

- Suele mentir o manipular sobre el tiempo real de uso.

- Cuando se intenta controlar o limitar el tiempo de uso, suelen aparecer problemas de inquietud, agresividad, irritabilidad o ansiedad.

- Además, suele aparecer problemas de sueño y de alimentación y problemas físicos como cefalea, fatiga ocular, tensión o contracturas musculares.


¿Se puede tratar este problema? SÍ.

La mejor modalidad sería el tratamiento preventivo, trabajando en distintas áreas:

- Controlar y establecer un tiempo de uso, evitando así crear el hábito.

- Manejar y regular el tipo de contenido e imágenes que se comparten, así como la importancia de la privacidad.

- El ejemplo del modelo familiar, que los padres sean buenos modelos para sus hijos.

- Y, por último, identificar e intervenir de manera inmediata si se sospecha de una posible adicción a las redes sociales.

En los casos en los que exista una adicción, el trabajo terapéutico irá encaminado al control y reaprendizaje del control de la conducta, siempre después de una correcta y detallada evaluación, para valorar la posible existencia o no de otros problemas psicológicos. En base a esto, el tratamiento irá dirigido al aprendizaje de respuestas de afrontamiento adecuadas, creación y planificación de horarios y actividades de ocio e interacciones sociales, exposición gradual y controlada a los estímulos de riesgo y prevención de recaídas.


Autora: Dra. Natalia Moreno

Coordinadora y Responsable

Unidad Atención Psicológica Personalizada

HM Hospitales

Para más información o citación podéis llamar al teléfono 900 10 29 24 o escribir un correo electrónico a: psicologia.hmps@mail.hmhospitales.com

To Top