Parte contra el CV del 09-08 en HM Hospitales

Hablemos un poco de futbol

Yo no soy muy futbolero la verdad, pero han ocurrido últimamente algunos acontecimientos que me han hecho pensar y llegar alguna conclusión que quería compartir.

Asi, cambiamos también un poco el tercio en relación con la pandemia y descansamos un poco, incluyendo aquellos que son anti-todo o que directamente son pro-covid.

Decía que yo no soy muy futbolero. Aunque soy socio de mi equipo, nunca o apenas voy al campo, un partido no me paraliza ninguna otra actividad y mi pragmatismo me permite esbozar una sonrisa cuando gana. Si pierde pues no sufro demasiado.

Desde un punto de vista de la gestión empresarial me ha sorprendido no ver comentarios sobre la actuación desde el punto de vista profesional de Messi y Sergio Ramos.

Iniesta y Xavi Fernandez, por ejemplo, tomaron rumbo a Asia en el ocaso de sus carreras porque ya no podían continuar al mismo nivel que años anteriores.

Messi y Ramos, después de ganar cientos (no decenas) de millones de euros en sus respectivos clubs y después de haberse críado literalmente con ellos, cogen y por 4 euros (para lo que han ganado) se van a otros equipos. La verdad es que estoy muy sorprendido. No creo que todo valga o que se pueda actuar sin tener otras en cuenta que sólo sea el dinero.

La lealtad es importante. Es un valor que hay que transmitir a nuestros chicos y que yo desde el punto de vista profesional creo que hay que tener muy en cuenta. La lealtad implica compromiso, trabajo y querer hacer las cosas bien. En definitiva, la lealtad implica ser buena gente que es lo que mejor te puede acompañar en cualquier proyecto que pongas en marcha. Como en todo, en la familia, los amigos o en el trabajo, creo que uno debe no de situarse por encima de los demás si no tener en cuenta a todo el mundo.

Entiendo que el futbol es un espéctaculo en si mismo. Que los jugadores valen lo que ganan por que esto es una cuestión de oferta y demanda. Pero más allá de las puras reglas del mercado creo que no tienen que estar alejado de otros valores y tener en cuenta, entre otras muchas cosas, los sentimientos de esos miles de hinchas que han estado tanto tiempo apoyándolos.

Ni creo que todo valga, ni que en algunos sectores no tengan que haber y tratar de mantenerse unos mínimos morales, ahora puestos tan de moda. En este caso es lo que si que se fijan nuestros hijos.

To Top