Parte contra el CV del 29-08 en HM Hospitales

Deshaciendo la tela de araña

Acaba la semana y la que viene ya entramos en septiembre. La evolución de los datos de la pandemia, estos últimos días, ya no va como debería ir y aunque sigue bajando la incidencia hay evidencias que indican que mucha gente se está contagiando para el nivel de inmunidad que se supone que tenemos.

A ver si empiezan a salir a la luz esos datos que necesitamos tener sobre la efectividad vacunal para entender exactamente lo que esta pasando.

A nivel de hospitalización todo va muuuuyyyy despacio. El Covid se pega a los pacientes y a nuestros hospitales como el engrudo. Cuesta muchísimo tiempo y esfuerzo ir sacando a los pacientes y desgracidamente como hemos podido ver estos últimos días muchos de ellos no salen adelante. Ya van más de 3300 pacientes fallecidos en esta 4rta ola.

Es verdad que tal y como ha sido de intensa la oleada de contagios proporcionalmente son muchos menos de los que tuvimos en otras ocasiones -bendita vacunación- pero siguen siendo cifras escalofriantes.

A nivel de HM vamos notando que disminuye la presencia asistencial. Ya “sólo” tenemos 41 pacientes ingresados de los que 11 están en la UCI. El problema es que el Covid lo envuelve todo. Es como una tela de araña que lo atrapa y condiciona todo. Como una coraza que nos limita por los circuitos, las necesidades de personal, de asepsia, etc. y por supuesto nos suponen muchas dificultades para la atención sanitaria de otras patologías.

En fin. Es lo que tenemos y no podemos más que seguir peleando contra el virus a fin de controlarlo y tirar p’alante.

Mientras tanto entre las tragedias internacionales y las ocurrencias de algunos de nuestros políticos propios -de las que algún día hablaremos por sus implicaciones sanitarias y profesionales-, entretenimientos no nos falta.

Al menos y en el entretanto hemos podido ver como con orgullo patrio nuestro embajador, Gabriel Ferrán, como los últimos de Filipinas, ha regresado desde Afganistan siendo el último en abandonar Kabul. Todavía tenemos comportamientos con los que enseñar a nuestros hijos. Y que importante es la buena gente.

Buen domingo


To Top