Parte contra el CV del 27-10 en HM Hospitales

El enigma de la infeccion

Eso es lo que ha conseguido desentrañar el profesor Jean-Laurent Casanova durante sus 30 años de investigación entre los pacientes y sus equipos de investigación en sus laboratorios de NY y Paris, y que esta tarde-noche, con presencia de su Majestad el Rey Felipe VI premiamos en la I edición del Abarca Prize.

Sus estudios han estado dirigidos a la identificación de las alteraciones inmunológicas responsables de que las personas sean más o menos susceptibles a enfermedades infecciosas, estudiando cómo la mutación de ciertos genes o la generación de auto-anticuerpos determinan las manifestaciones clínicas y el resultado final en los pacientes con infecciones tan importantes como la tuberculosis, la encefalitis o incluso el Covid19.

Las investigaciones del Dr. Casanova abren la puerta a otros investigadores para seguir avanzando en el conocimiento médico del desarrollo de las enfermedades infecciosas, lo que al final abre la posibilidad, en un futuro, de mejorar la salud de millones de personas.

En otro orden de cosas, cabe destacar la aprobación por parte de la Comisión de Salud Pública de la UE de la estrategia farmacéutica para la Unión para los próximos años.

La unica forma de no depender de terceros países para la obtención de medicamentos y materiales, de poder tratar de garantizar que la innovación farmacéutica llegue a la vez a todos los países y que podamos promover la investigación y el acceso a tratamientos para las enfermedades poco frecuentes, que afectan a 30 millones de europeos la gran mayoría niños, es trabajar todos conjuntamente.

No hay posibilidad de afrontar estos retos en un mundo totalmente globalizado, con grandes potencias que sólo miran por sus intereses, si los países de la UE no trabajan conjuntamente. Y aún así lo tenemos complicado.

Y en el futuro vendrán mas pandemias y crisis globales de otro tipo. O nos armamos lo mejor que podamos o lo vamos a llevar bastante mal.

Por lo demás, la evolución de la Covid sigue como se podía esperar. Nos hemos quedado atascados en los 40-50 de incidencia y no bajamos más. Lo bueno, es que salvo que yo este muy equivocado, no se ven grandes amenazas de que más allá del invierno, la gripe y el incremento de las interacciones por el frío hagan pensar que esto pueda volver a empeorar de forma importante. Lo peor, estos niveles de contagios implican al final muchos muertos…. demasiados.

Observo con mucho ahínco en algunos medios un interés en trasladar los peligro con la cepa Delta plus, pero como dije el otro día no veo que esos riesgos se sustenten con datos porque lleva mucho tiempo con nosotros y hasta el momento su presencia es menor del 1%.

Nadie sabe lo que pasará en el futuro, pero por ahora el horizonte, en mi opinión, esta tranquilo.

To Top