Parte contra el CV del 22-05 en HM Hospitales

Las aglomeraciones.

​No se puede confundir libertad con libertinaje. Una cosa es plantear el inicio de la vuelta a la vida normal con orden y disciplina social y otra que se produzcan manifestaciones en Madrid o imagenes como las que vimos ayer en las playas de Barcelona que no respetan el distanciamiento. Que el virus ha perdido fuerza es una realidad que se sabe porque en los análisis cuantitativos de la PCR de los pacientes de ahora tiene muchas menos copias del virus que los que tenían los pacientes de las primeras semanas y porque los pocos pacientes que ingresan ahora lo hacen con sintomas mucho más leves que antes. Sigo creyendo que el virus se ira apagando a lo largo de las próximas semanas, pero eso no quiere decir que no pueda dar un susto en forma de rebrote que obligue a retroceder en las medidas de desconfinamiento. Esta en nuestra mano el evitarlo. Hay que reiniciar la vida normal y perder el miedo porque a día de hoy las enfermedades habituales y los problemas sociales tienen más riesgo que las consecuencias del virus. El sector sanitario público tiene que reiniciar su actividad convencional - nosotros ya lo estamos haciendo - y empezar a atender con normalidad las patologías habituales porque la incidencia del virus ya lo permite. Todo sigue yendo bien.

To Top