Parte contra el CV del 13-09 en HM Hospitales

No nos puede sobrar.

Con la esperanza de llegar a la deseada estabilización en Madrid vemos con optimismo como se reanudan los estudios de la vacuna de Oxford. Hoy, la mejor manera de evitar el contagio es nuestra actitud: mascarilla, geles y distancia social. La vacuna, ya veremos para cuando. Lo importante es ahora.
Los contagios sigue subiendo según aumenta nuestra capacidad de rastreo. Cuando empiecen a funcionar los test rápidos, que son mucho más baratos e igual de sensibles, el número de casos seguirá creciendo en la busqueda de todos los asintomáticos. Y aunque la incidencia acumulada se dispare si los tenemos controlados a todos será una buena noticia y con los aislamientos individuales acabarán bajando. Lo que importa es el número de hospitalizados, verdadero indicador de la evolución de la pandemia. Y sobretodo el del número de bajas. 
El problema de la muerte es que nos sobra y por eso nos parecen sólo cifras. Tras cada una hay una tragedia social de la que no debemos alejarnos ni verlo con apatía.
Y luego el miedo de los pacientes ingresados, que lo siguen haciendo sólo con la compañía de un personal sanitario que se vuelca en su relación con él mientras espera mejorar. Cada vez les tratamos mejor y ganamos más batallas individuales.
Sigamos trabajando. Pico y pala



To Top